jueves, 14 de junio de 2007

YSL, escándalos y honores


Aquella mañana fría de enero de 2002 en la que el modisto Yves Saint-Laurent anunciaba su retirada, el mundo de la Alta Costura sabía que apuraba sus últimos días de vida. Había sucesores; Tom Ford en esta casa de modas y John Galliano en la de su mayor rival: Dior. Pero nada comparable a la pureza del 'chic' que alumbró el siglo XX.
Mientras tanto, a este lado de los Pirineos los españoles teníamos que 'conformarnos' con Manuel Pertegaz y Elio Berhanyer tras la lamentable pérdida de Balenciaga.
Se acababa entonces la saga de leyendas vivas de 'atelier', dispuestas siempre a charlar de tú a tú con auténticas 'madames'; nada de actrices venidas a más -como ocurre actualmente-, a excepción de Audrey Hepburn con Givenchy y de Catherine Deneuve con el propio Saint-Laurent, quien se llamara otrora Henry Donat Mathieu.
Llegó, pues, el fin de los pases privados a la hora del té, de las alfombras llenas de hilos y retales, de los alfileteros en la muñeca, de las cintas métricas alrededor del cuello sobre batines blancos. De los maniquíes de madera que hacían las veces de mejor percha para un traje y, de lo que es más triste, de las frases célebres, porque sólo a un maestro de la talla de YSL se le ocurrió decir: "La prenda más bella que puede vestir una mujer son los brazos del hombre que ama. Para las que no han encontrado esa felicidad, estoy yo".
El 'couturier' nació el 1 de agosto de 1936 en Orán (Argelia), ciudad de la que nunca conservó buenos recuerdos. "Por mi homosexualidad yo no era como los otros niños del colegio, quienes hicieron de mí su víctima propiciatoria. Me encerraban en el cuarto de baño, me pegaban, me insultaban...". Buscó refugio en las faldas de su madre, regazo que luego se convirtiría en su auténtica vocación.
"Cuando soplé las velas de mi noveno cumpleaños, pedí que mi nombre se leyera con letras luminosas en los Campos Elíseos". Su ambición por triunfar era el mejor plato frío de la venganza que podía brindarle a sus pequeños compañeros. En 1953, con 17 años y parapetado ya tras sus gafas de pasta negra y su nuevo nombre artístico, recibió un premio por el boceto de un traje de cóctel con corte asimétrico. Gracias a él, aterrizó en París, sin tardar en pasarse por las redacciones de las revistas más prestigiosas del momento para mostrar sus diseños. Así consiguió que le presentasen a Christian Dior, quien no dudó un instante de reclutarle en su equipo.
Su relación con 'monsieur' duró más de dos años y, a su muerte, le sucedió con tan sólo 21 en su haber. Pero le llamaron a filas y tuvo que cumplir, situación que le costó su primer ingreso en un psiquiátrico. Cuando volvió París, en Dior ya le habían sustituido, así que creó su propia firma respaldado por su amante y compañero hasta la fecha: Pierre Bergé. Pronto acaparó las portadas de Harpers Bazaar, Elle, The Face y Vogue. Y es que fue el responsable de que las mujeres se atreviesen a lucir pantalones en sus mejores galas, a enseñar sus encantos bajo transparencias, a ponerse unos pirata, a estampar en sus blusas cuadros de Mondrian y Goya, a enfundarse una sahariana, a no relegar el negro al luto. Coco Chanel le confió su legado espiritual, quizás por su mismo empeño en vestir a las féminas con trajecitos sastre.
Se comentó mucho que su firma, con sede en el número 5 de la ciudad del Sena, llegó a superar en facturación de divisas a Renault allá por los 80. Cifras astronómicas que transformó en excentricidades aplicadas tanto a su vida profesional como personal; era frecuente verlo completamente ebrio al volante de su Golf descapotable con Andy Warhol como copiloto o de barbitúricos hasta las cejas cada vez que discutía con su pareja. De aquellos delirios es fruto, por ejemplo, su arriesgada ocurrencia de mostrar modelos desnudos para promocionar perfumes.
A pesar de rozar el límite internándose sucesivamente en clínicas 'de reposo' -¿desintoxicación?-, a Yves Saint-Laurent nunca le faltó el apoyo de la crítica, que le concedió el Oscar de la moda en 1985. Además, fue el primer modisto al que el Metropolitan de Nueva York le dedicó una retrospectiva. Ya no se le ve en público, disfruta de su retiro en sus mansiones de Tánger y Marruecos. YSL es uno de los pocos genios que, para despedirse, vuelve a sus orígenes.

18 comentarios:

Loca por las Compras dijo...

Un post precioso. Me encanta tu estilo cuando escribes de estas cosas.

Kathy dijo...

No sé ni si ya habrás contestado a esta pregunta en otros de tus posts pero me gustaría preguntarte (si no es una indiscrección) si has estudiado periodismo o cualquier cosa relacionada con la escritura, porque tu forma de escribir cada dia me alucina mas, parece que nos estás contando un cuento cuando en realidad estás lanzando una noticia o haciendo una mini-biografía..

Por todo lo demás un diez a Saint-Laurent, me parece un soñador dispuesto a correr el riesgo de caerse de la nube, todo lo que se le ocurría, aunque fuera una extravagancia para aquellos años, el lo conseguía hasta el punto de hacer que se pusiera de moda todo lo que tocaba; Muy pocos quedan ahora, no todo lo que dicen se pone de moda o es lo más in del momento (veánse los turbantes de Prada o sus innumerables flecos), sin embargo con él si pasaba, todo lo convertía en moda.

¡BESINES!

Un post 10.

Anónimo dijo...

Yves Saint Laurent me encanta,le admiro profundamente,pero el mayor rival y enemigo de Yves es Karl Lagerfeld,no Christian Dior.

Anónimo dijo...

Escribes bien, eres periodista de moda?

thesil dijo...

Vaya!Hay muchas cosas que cuentas de él que desconocía, como por ejemplo que nació en Argel. Te prometo que pensaba que era francés.
Nuca te acostarás sin saber nada nuevo.
Ah!Y está muy bien que vayamos repasando la historia de grandes genios de la moda, como es este caso, sin ninguna razón aparente (ni ha muerto ni le han condecorado recientemnt)
Besitos

Eduardo dijo...

hey voy a buscar vestidos con el escote corazon y t los paso, tengo 2 hoy los busco vale! saludos

lola dijo...

bonito post. tengo el libro un siglo de moda de taschen y da muchos datos sobre ysl como los que he visto aqui, es un genio.
salu2

ROPAE dijo...

Hola!!! gracias por tu comentario en el blog...ojalá llegue a su altura algún día y sepan reconocer su buen trabajo...

Raul tiene en construcción su futura web, pero de momento lo puedes visitar en su blog :
http://raulmontes.blogspot.com

Lo que muestro en mi blog es tan sólo 1 de sus numerosas obras y está mal que yo lo diga...pero es simplemente "genial"...

Gracias,
Un beso enorme
ROPAE

María dijo...

Me encantan tus post retrospectivos y biográficos.

No conocía estas curiosidades que quien, para mi ,es y será uno de los grandes siempre.

Gran post.

La Divina dijo...

Hi darling:

Definitivamene i´m fall in love de tu post revival.

Lloré como una tonta cuando me enteré de la retirada de Monsieur St. Laurent y ahora tengo los ojos arrasados en lágrimas again.

Fantástica prosa, thanks por this regalo, eres una divina.

Besis. Take care.

Anónimo dijo...

No dejas de sorprenderme cada día más. Noticias, curiosidades... y siempre con ese toque que te hace única en tu forma de escribir.
Sabes conjugar la moda con la vida, con el arte y con las palabras que cautiban a seguidores como yo.
Sin duda, el periodismo de moda te recibira con los honores que te mereces. Con estilo, como sólo los mejores diseñadores, y no de nuestro país, lo harían (jejeje).

Despedidas con honores pero sin escándalos.

Bon Voyage

Anónimo dijo...

¡Qué grande (o peque�a) eres, Jacki!
Me he leído algunos de los articulos y me han encantado: son frescos, amenos y originales.
Procuraré seguirte de cerca!

PD: en 1930 Argel era departamento de Francia

P. Rubirosa dijo...

¡Qué grande (o peque�a) eres, Jacki!
Me he leído algunos de los articulos y me han encantado: son frescos, amenos y originales.
Procuraré seguirte de cerca!

PD: en 1930 Argel era departamento de Francia

thesil dijo...

Se te echa de menos!Actualiza!!!
Besitos

Anónimo dijo...

La verdad que tienen razon, escribes muy bien.......
ciao...!!!
www.modamasmoda.blogspot.com

DIABLE dijo...

wow. te kedo impresionante.
de vdd que transportaste mi pensamiento al momento en que yves imaginaba su nombre mientras soplaba las velas....

wow...

ya estas en mis favs.

Diana Coronado dijo...

Post hermoso, se ve que si sabes !!
Creo que se lo daré a mis compañeros jaja.
Enterense!!

elena dijo...

fantastico blog

pasate por el mio que acabo de reabrir

por cierto, me encanta el nombre de tu blog:P